h1

EvaluaciÓn de los Aprendizajes

EVALUACION DE LOS APRENDIZAJES

(Evaluación de los Aprendizajes ExPO)

La evaluación del aprendizaje, durante mucho tiempo se ha convertido en bjeto de estudio, cuestionamiento e investigación, con variados enfoques, pero aún sin resolver del todo los problemas que en este componente del Proceso Pedagógico todavía se presentan.

Para iniciar este análisis es imprescindible conceptuar algunos términos que están estrechamente relacionados y que contribuirán a su comprensión.

Como bien han analizado varios autores, el concepto de evaluación no surge del ámbito pedagógico. Su origen estuvo en funciones de la vida diaria. En cada momento evaluamos el comportamiento, la expresión, el rendimiento, las proyecciones y más aún en el área del saber, desde lo que aprende el niño y la niña cada día y que incorpora a su referente cognitivo, así como las relaciones lógicas que los hombres establecen a partir de su conocimiento.

 La evaluación debe ser permanente, o sea, realizarse durante todo el curso y no solo en un período determinado o al final del curso con el objetivo de otorgar una calificación. Es precisamente la evaluación, la que permite la formación de un juicio que incluya el del alumno y el del profesor. Ella expresa, si está  adecuadamente concebida, la relación estrecha que se debe dar entre objetivos, métodos y medio.

Existen infinidad de conceptos o definiciones sobre evaluación, y que a continuación relacionamos:

 La evaluación educativa es un proceso complejo, que comienza con la formulación de objetivos y requiere de la elaboración de medios para obtener evidencias de los resultados, interpretación de los resultados para saber en qué medida fueron los objetivos alcanzados y se formuló un juicio de valor. (Sarabbi 1971)

 La evaluación es esencialmente un proceso centrado en valores.

(Penna Firme 1976)

 El crecimiento profesional del profesor depende de su habilidad en garantizar las evidencias de evaluación, informaciones y materiales, a fin constantemente mejorar su enseñanza y el aprendizaje de los alumnos. Todavía la evaluación es utilizada como medio de control de la calidad, para asegurar que cada nuevo ciclo de enseñanza-aprendizaje alcance resultados tan buenos o mejores que los anteriores. (Bloom, Hasting, Madaus).

 Es un proceso continuo, sistemático, comprensivo, comparativo, acumulativo, informativo y global que permite evaluar el conocimiento del alumno. (Juracy C. Marques 1976).

 Si analizamos los conceptos antes planteados, nos daremos cuenta que en todos se hacen valoraciones, o sea, se expresan juicios sobre algo, se valora lo que estamos evaluando. Esa valoración puede ser positiva o negativa.

Existen tres rasgos que caracterizan los juicios de valor:

1. Siempre que se hace una valoración, se pueden cometer equívocos, por tanto son falibles.
2. Siempre que se expresa un juicio de valor, se parte de un referente, a partir del cual se formula, por eso son comparativos.
3. Siempre se direccionan hacia un fin, por eso son finalistas.

 EVALUACIÓN DEL APRENDIZAJE

 Ya con anterioridad definimos que es la evaluación, y pudimos compartir el criterio de otros autores. Ahora se hace imprescindible analizar el concepto de aprendizaje.

Se define el aprendizaje humano como: “El proceso dialéctico de apropiación de los contenidos y las formas de conocer, hacer, convivir y ser construidos en la experiencia sociohistórica, en el cual se producen, como resultado de la actividad del individuo y de la interacción con otras personas, cambios relativamente duraderos y generalizables, que le permiten adaptarse a la realidad, transformarla y crecer como personalidad”

 Klimgberg, plantea que “el aprendizaje caracteriza la parte del proceso de enseñanza en la que se acentúa la actividad del alumno, sin olvidar que enseñanza y aprendizaje constituyen una unidad dialéctica y que se enseñanza para aprender y es precisamente a la evaluación como uno de los componentes del proceso que está muy ligado a la enseñanza y el aprendizaje pues es precisamente a través de ella que esto se puede comprobar.

 Según la teoría de Ausubel, se puede distinguir entre dos tipos de aprendizajes, puede ser repetitivo o puede ser significativo, de acuerdo a la relación que se establezca con la estructura cognoscitiva. Por tanto,

 ¿hacia dónde se debe direccional la evaluación del aprendizaje?
Cuando se evalúa el aprendizaje, estamos evaluando el desenvolvimiento del alumno a partir de los objetivos que fueron trazados y que se traducen fundamentalmente en desarrollo de habilidades, conocimientos, actitudes y hábitos. Sin embargo, a pesar de que evaluamos y somos evaluados cada día, de manera formal e informal, tradicionalmente la evaluación se ha asociado a la aplicación de pruebas, test, que no permiten la creatividad del alumno, sino solo la reproducción del conocimiento.
“The Joint Committee on Standards for Educational Evaluation” (2003) define la evaluación del aprendizaje como un proceso sistemático de recopilación de información que ayuda a que se tomen decisiones valorativas sobre el aprendizaje esperado del estudiante.  Debido a que las decisiones relacionadas al aprendizaje del estudiante se toman basadas en los resultados del proceso evaluativo es importante que se preste atención a la calidad de los mismos.  Además, la evaluación del aprendizaje debe ser un proceso planificado con objetivos y propósitos claramente establecidos.  La evaluación debe estar centrada en el estudiante y debe utilizar técnicas de evaluación variadas, considerando los diferentes estilos de aprendizaje.    En otras palabras, la evaluación del estudiante debe llevarse a cabo por y para el bienestar del estudiante.

PRINCIPIOS DE LA EVALUACION DE APRENDIZAJES:

 - Es parte de la planificación efectiva de la enseñanza y el aprendizaje.
- Se focaliza en cómo aprenden los alumnos.
- Es central a la práctica en aula.
- En una habilidad profesional clave. Es así que resulta importante la retroalimentación.
- Es sensible y constructiva puesto que la evaluación acarrea un impacto emocional. Por tanto se debe enfatizar el progreso y los logros de los estudiantes en vez de sus fracasos, por tanto debe existir una retroalimentación constructivista centrándose en los trabajos y no en la persona.
- La evaluación promueve la motivación en los alumnos y ello en vista que debe servir para el progreso del alumno. En ese sentido es importante no realizar comparaciones a los alumnos con aquellos que han tenido mayor éxito.
- Promueve la comprensión de metas y criterios.
- Ayuda a los alumnos a saber cómo mejorar. Por tanto se deben usar métodos que fomenten la autonomía del estudiante y que le permitan cierta elección y oportunidades de autodireccion.
- Desarrolla capacidad de autoevaluación.
- Reconoce todos los logros educativos.

BIBLIOGRAFIAS

  • EDUCAR EL DESAFIO DE HOY (construyendo posibilidades y alternativas) Héctor Fabio Ospina, Sara Victoria Alvarado. – Santafé de Bogotá. 1999.
  • Gronlund, N. (2006). Assessment of student achievement (8va. ed.).
  • Boston, MA, EE.UU.: Pearson.

CIBERGRAFIAS

Deysy Guisao
Diana Marcela 
Alexandra Cano
Maria Huiguita

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: